Ir directamente al contenido

Apoyos para ir al WC: personas que sufren incontinencia

Las causas de la incontinencia urinaria

  • Urgencia: En ocasiones las ganas de orinar surgen repentinamente, y no da tiempo a llegar al WC.
  • Ubicación: En ocasiones, el acceso al WC es dificultoso: bien porque está lejos, porque hay pocos, o porque hay elementos que dificultan o imposibilitan el acceso.
  • Ansiedad: Sentir ansiedad, angustia o preocupación aumenta la necesidad de ir al WC.
  • Tristeza: Las situaciones en las que la persona se siente triste -por la pérdida de algún familiar, por haber abandonado recientemente su domicilio, o por no ver frecuentemente a sus amigos- también pueden originar un problema de incontinencia.
  • Pérdida de interés: Cuando la persona se deprime, puede perder interés y a partir de ahí es fácil que pierda iniciativa para ir al WC y empiece a desarrollar un problema de incontinencia.
  • Ingestión de líquidos: La ingestión excesiva de líquidos puede ocasionar incontinencia. Con todo, es importante tener presente que disminuir la ingestión de líquidos sólo puede ser una solución cuando realmente la ingestión es excesiva; si no lo es, disminuir la ingestión podría causar una infección de vejiga.
  • Ingestión de medicamentos: La medicación también puede ser una casa de incontinencia. Es posible que la persona requiera antidiuréticos o cambiar la dosis de algún medicamento.
  • Tranquilizantes y sedantes para dormir: Las pastillas para dormir pueden impedirle despertarse cuando necesita ir al baño.
  • Diabetes: La diabetes puede originar un problema de incontinencia (el olor a acetona en el aliento ayuda a detectarlo).
  • Problemas respiratorios: La tos puede causar pérdidas de orina.
  • Ropa inadecuada: Si la ropa le está muy prieta, puede presionar la vejiga o dificultar la llegada a tiempo al WC.
  • Infección de orina: Una infección de orina puede irritar la vejiga y causar una pérdida de orina.
  • Falta de ejercicio: La falta de ejercicio puede producir debilidad de los músculos pélvicos y ser causa de un problema de incontinencia.
  • Problemas de movilidad: Los problemas de movilidad y los dolores en las articulaciones pueden generar cierta resistencia a moverse y, por lo tanto, a ir al WC, lo que suele derivar en un problema de pérdida de orina.
  • Exceso de peso: Un peso excesivo puede presionar la pelvis y ser la causa directa de un problema de incontinencia.
  • Problemas neurológicos o cerebrales y trastornos neuromusculares: Los problemas neurológicos o cerebrales y trastornos neuromusculares Impiden al cerebro dar las órdenes adecuadas.
  • Problemas del aparato urinario: La incontinencia puede deberse a problemas en el aparato urinario: obstrucción, infección o inflamación de la próstata, de vías urinarias, etc.
  • Demencia: Los problemas de salud mental pueden dificultar la sensación de tener ganas de orinar impidiendo así responder a ellas.
  • Retención fecal: El estreñimiento severo ejerce presión sobre la vejiga y puede provocar incontinencia urinaria.

 

 


VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.