Ir directamente al contenido

Higiene diaria y aseo

Apoyos para la higiene bucal

La higiene oral incluye el cuidado de los dientes, prótesis dentales, encías, lengua y paladar. Es una parte imprescindible de la higiene personal: el lavado de los dientes y de la cavidad bucal después de cada comida combate el desarrollo de gérmenes que se ve favorecido por la fermentación de restos alimenticios, causando enfermedades de la encía (gingivitis), de la mucosa bucal (estomatitis) o del diente (caries). Conservar una boca sana, es esencial: por un lado, la boca y los dientes juegan un papel importante en el aspecto personal; por otro, una boca sana juega un papel esencial en la vida cotidiana.

Por otra parte, prevenir la aparición de problemas dentales y bucales mediante una higiene adecuada y regular tiene particular importancia en las personas mayores por diferentes razones:

  • Porque una boca que no está sana limita el desarrollo del potencial de comunicación verbal de una persona con limitaciones para la comunicación, cualquiera que sea este potencial: los desajustes en la mordida o las infecciones pueden, en efecto, constituir un elemento suplementario de dificultad. Además, los dientes, al igual que la piel, son muy sensibles al tacto y a la temperatura, lo que puede convertirlos, gracias a las sensaciones que pueden procurar, en una vía de contacto con el mundo para personas con grandes limitaciones en la comunicación, en particular, para personas mayores con grave deterioro cognitivo o demencia.
     
  • Porque puede resultar muy difícil detectar los problemas dentales y bucales en una persona con tales dificultades de comunicación que no tiene modo de transmitir su situación, lo cual, a su vez, impide la aplicación, a tiempo, de los tratamientos más idóneos que evitarán su progresión y que aliviarán un sufrimiento innecesario.
     
  • Porque para algunas personas mayores puede resultar físicamente imposible abrir la boca tanto como requiere un completo examen dental y, por lo tanto, conviene evitar que su salud dental requiera intervenciones de este tipo.
     
  • Porque en algunos casos los dientes pueden tener una función instrumental no desdeñable para personas que tienen la movilidad muy reducida: pueden servir de herramienta prensil para agarrar utensilios y para el uso de apoyos en su vida cotidiana.
     
  • Porque evita problemas añadidos a personas, como las personas mayores con deterioro cognitivo o demencia, que pueden tener más propensión a problemas dentales debidos a la medicación, a defectos de formación dental o a lesiones derivadas de autoagresiones.


Principales problemas de salud bucal:

  • Enfermedades del diente (caries).
  • Enfermedades de la encía (gingivitis).
  • Enfermedades de la mucosa bucal (estomatitis)
  • Problemas de mordida.
  • Fracturas de piezas dentales.
  • Úlceras y otras lesiones en la membrana mucosa oral.
  • Conductas problemáticas (morderse o intentar arrancarse los labios, la lengua, la parte interior de las mejillas u otras partes de la boca).
     

Cuidados de la Higiene Bucal

  • Con dientes
    • Higiene bucal
      • Cepillado diario con pasta de dientes, después de cada comida
      • Enjuague bucal siempre que sea posible
    • Revisiones
      • Mínimo cada 6 meses
    • Dieta
      • Prestar atención a la alimentación y evitar alimentos con un alto contenido en azúcar o la ingesta frecuente de azúcares.
         
  • Sin dientes
    • Higiene bucal
      • Masaje de las encías con un cepillo dental suave y gel
    • Revisiones
      • Mínimo una vez al año
    • Dieta
      • Prestar atención a la alimentación y evitar alimentos con un alto contenido en azúcar o la ingesta frecuente de azúcares
         
  • Dentadura postiza
    • Higiene bucal
      • Limpiador de dentaduras a diario durante toda la noche
      • Masaje de encías con un cepillo dental suave y gel
    • Revisiones
      • Cada año
    • Dieta
      • Prestar atención a la alimentación y evitar alimentos con un alto contenido en azúcar o la ingesta frecuente de azúcares

Recomendaciones para el cepillado de dientes
 

  • Si la persona tiene autonomía suficiente para realizar su propia higiene bucal, hay que supervisar que, efectivamente, realiza su higiene después de cada comida, tanto cuando tiene dentadura propia, como cuando lleva dentadura postiza. Conviene que el cepillo sea de cerdas blandas.
     
  • Si la persona tiene dificultades para sujetar y mover el cepillo dental, es conveniente utilizar uno eléctrico que le facilite la tarea, o también algún cepillo específicamente adaptado que recomiende un dentista (por ejemplo, un cepillo que tenga un mango más largo de lo normal para que quien le preste apoyo pueda ayudarle a manipularlo).
     
  • Si la persona necesita ayuda para el cepillado, avisarle siempre de los gestos de apoyo que se van a hacer para que esté preparado y no le cojan por sorpresa.
     
  • Si el cepillado de dientes va a ser realizado íntegramente por el personal de apoyo, lo más efectivo es utilizar un cepillo tradicional (en ocasiones puede ser útil un cepillo infantil).
  • El cepillado de dientes y encías puede producir una agradable estimulación para algunas personas mayores con deterioro cognitivo o demencia, si se realiza lentamente y con delicadeza.
     
  • Es recomendable evitar el uso de pastas de dientes con fuerte sabor a menta, y sustituirlas por pastas de sabores más suaves que la mayoría de personas tolerarán mejor. También pueden utilizarse colutorios rebajados en agua, aunque no de forma continuada.
     
  • El cepillado de dientes debe realizarse del siguiente modo:
    • Cepillar los dientes desde las encías hasta la corona.
    • Limpiar la cara externa, interna, superior e inferior, incluyendo la lengua.
    • Aclarar la boca con agua.
    • Hacer un enjuague con antiséptico bucal.
       
  • Si el cepillado de las encías provoca sangrado, significa que la persona usuaria tiene las encías inflamadas y que es necesario mejorar la higiene diaria para que baje la inflamación y las encías vuelvan a su coloración rosa claro natural.
     
  • Si lleva dentadura postiza, hay que retirarla con una gasa, depositarla en un recipiente, cepillarla y aclararla. Conviene dejarla toda la noche en un recipiente con una pastilla antiséptica.

VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.