Ir directamente al contenido

Recomendaciones prácticas para alcanzar el equilibrio entre derechos individuales y condicionantes organizativos

Levantarse - Acostarse - Desplazarse

  • 83. Atender a las personas que necesitan ayuda para levantarse o acostarse cuando así lo soliciten, en lugar de hacerlo, sistemática y únicamente, a horas predeterminadas. (Derechos en los que impacta esta recomendación: Dignidad, Elección).
     
  • 84. Evitar hacer esperar excesivamente a las personas que necesitan ayuda para levantarse o acostarse. (Derechos en los que impacta esta recomendación: Dignidad, Elección).
     
  • 85. Asegurarse de que las personas que necesitan ayuda para levantarse o acostarse no sienten apuro a la hora de solicitarlo. (Derecho en el que impacta esta recomendación: Dignidad).
     
  • 86. Ofrecer a las personas residentes la posibilidad de echar la siesta, si ése es su deseo. (Derecho en el que impacta esta recomendación: Elección).
    • Con respecto a esta cuestión, conviene:
      • preguntar, cuando se produzcan nuevos ingresos, si la persona suele echar la siesta en la cama, a fin de tratar de respetar su costumbre;
      • cuando se trate de residentes con deterioro cognitivo o demencia, puede resultar más adecuado que echen la siesta en un sillón y que permanezcan en el salón, ya que acostarse en la cama y a oscuras puede producirles, al despertar, cierta desorientación temporal.
         
  • 87. Favorecer que las personas mantengan su autonomía para desplazarse por sí mismas. (Derecho en el que impacta esta recomendación: Autodeterminación).
    • Las siguientes pautas pueden resultar de utilidad:
      • Hay que interrumpir los largos periodos de permanencia en las sillas, y ofrecer la posibilidad de moverse a menudo. En efecto, cuando se encuentran en la sala de estar, las personas residentes tienden a desplazarse únicamente para ir al WC o al comedor o para volver a su habitación. Esta reducida lista de actividades debe ampliarse lo más posible para estimular más desplazamientos.
      • Si desplazarse andando hasta otra sala resulta muy penoso a las personas que caminan muy lentamente o con mucha dificultad, el personal cuidador puede ayudarles a incorporarse y después colocar sillas en distintos puntos del recorrido para que puedan ir descansando.
      • Si una persona puede andar, aunque sea con dificultad, es fundamental, antes de recurrir a la silla de ruedas –que, con frecuencia, representa la pérdida definitiva de autonomía– tratar de recurrir a productos de apoyo o ayudas técnicas intermedias, como bastones o andadores, siempre que sean capaces de utilizarlos en condiciones de seguridad.
         
  • 88. Evitar manipular las sillas de ruedas sin avisar previamente a sus ocupantes de que van a ser desplazados. (Derecho en el que impacta esta recomendación: Dignidad).
     
  • 89. Evitar desplazar a los residentes en grúa por los pasillos, por ejemplo, para llevarles de su habitación al baño geriátrico. (Derecho en el que impacta esta recomendación: Dignidad).
     
  • 90. Realizar mayor número de cambios posturales en los casos de personas que se encuentran en silla de ruedas, ofreciéndoles a diario, la posibilidad de sentarse un rato en un sillón. (Derecho en el que impacta esta recomendación: Dignidad).
VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.