Ir directamente al contenido

La movilidad en las personas mayores

La forma más sencilla de garantizar ciertos niveles de movilidad es mantener o incluso incrementar los niveles de actividad, tomando parte en una amplia variedad de tareas domésticas y, en lo posible, haciendo algún ejercicio con regularidad: andar es uno de los más completos y conviene animar a las personas mayores a hacerlo siempre que puedan; la natación también es un ejercicio muy completo ya que permite ejercitar todos los sistemas del organismo. Pero existen otras muchas actividades que pueden ayudar a mantenerse en forma como andar en bicicleta, jugar al fútbol, al baloncesto o dedicarse a la jardinería o a otras actividades al aire libre.

En el caso de las personas totalmente dependientes para su movilidad, somos las y los profesionales de apoyo quienes debemos garantizar unos niveles adecuados de movilización, programando en su planificación individual una serie de movilizaciones regulares, así como programas específicos de fisioterapia y de terapia ocupacional.

También son fundamentales las salidas al exterior que, aunque no supongan una movilización física, permiten estar al aire libre y relacionarse con otras personas y otras realidades.

VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.