Ir directamente al contenido

El impacto en la vida cotidiana y relacional

Consecuencias para las actividades de ocio

Las actividades de ocio son aquellas cuya finalidad es el disfrute y entretenimiento: se asocian a intereses basados en la satisfacción personal, por lo que son fundamentales para el bienestar subjetivo. Desde este punto de vista, las distintas ocupaciones en las que la persona participa a lo largo de su vida le proporcionan una identidad y le ayudan a asumir ciertos roles; tras una lesión cerebral el equilibrio ocupacional se ve comprometido.

Las personas con daño cerebral adquirido pueden disfrutar de gran número de actividades lúdicas, adaptando en su caso los elementos o el entorno en el que son realizadas. Esto les permite estructurar su tiempo en rutinas y desarrollar intereses personales al tiempo que les exigirá poner en práctica una serie de habilidades y estrategias de planificación, que variarán en función del tipo de actividad que desarrollen. Estas actividades pueden ser desarrolladas de forma individual o con la participación de otras personas; en el propio hogar o fuera de él; con elementos ordinarios o adaptados...

Su versatilidad hace posible encontrar actividades de interés para las personas afectadas, que no siempre coinciden con los intereses previos. Por ello, es importante valorar los intereses, habilidades, y necesidades de cada persona y realizar una orientación ajustándose a las características individuales.

En función del tipo de daño cerebral, de sus secuelas y de la fase de recuperación en la que se encuentre el tipo de intervención sobre las áreas ocupacionales (autocuidados, productivas y ocio y juego) será diferente ya que es necesario ajustarse a las características individuales para que la persona afectada alcance la máxima autonomía personal y mantenga en la medida de lo posible su identidad y los roles que venía desempeñando.


Buenas prácticas

  • Proporcionar a la persona espacios que favorezcan el mantenimiento y/o desarrollo de nuevas habilidades/capacidades y roles. Siendo necesario en ocasiones el asesoramiento y/o entrenamiento en adaptaciones y productos de apoyo.
  • Trabajar las destrezas necesarias y abordar los déficits subyacentes, evitando las repeticiones sistemáticas, con el objetivo de incrementar la autonomía en las actividades básicas de la vida diaria, adecuando el entrenamiento a las secuelas sensorio motoras, cognitivas, comunicativas y emocionales.
  • Consultar al o a la terapeuta ocupacional sobre estrategias compensatorias (por ejemplo cambio de dominancia) y adaptación del entorno cuando los déficits no sean recuperables, entendiendo que la adaptación del entorno comprende la supresión de barreras y la adaptación del mobiliario a las características individuales de la persona afectada, más allá de las normas generales.
  • Seleccionar y entrenar en el uso de productos de apoyo si son necesarios.
  • Valorar el acceso al ordenador como herramientas para facilitar el desarrollo personal, la comunicación y el control del entorno.
  • Permitir que la persona afectada participe activamente en todas las actividades que sea posible, que las realice por sí misma si tiene capacidad, aunque tarde más tiempo. La participación por muy parcial que pueda parecer es importante.
  • Respetar su intimidad.
  • Estimular y respetar la toma de decisiones aún en cuestiones cotidianas (alimentación, vestido, salidas...).
  • Mantener aquellas actividades que eran de su interés y permitir que explore nuevas actividades.
  • Favorecer que, en la medida de lo posible, mantenga activos los roles que desempeñaba antes de la lesión.

VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.