Ir directamente al contenido

Cómo tratar la sexualidad en el marco de los servicios de apoyo

La masturbación es una conducta sexual normal y saludable y constituye un elemento importantísimo de la sexualidad de las personas con discapacidad:

  • Es la forma más frecuente de expresión sexual entre las personas con discapacidad.
  • En el caso de personas con discapacidades múltiples o profundas, puede ser la única forma de expresión sexual que está a su alcance.
  • Muchas de las dificultades que se plantean con respecto a la sexualidad de las personas con discapacidad tienen que ver con la masturbación.
  • En ocasiones, las personas con discapacidad tienen dificultades para expresar su sexualidad a través de la masturbación, por distintos factores:
    • a muchas les han explicado que masturbarse está mal, lo cual genera en ellas un sentimiento de vergüenza o culpabilidad;
    • en muchos casos no han recibido una educación sexual adecuada ni consejos específicos en relación con la masturbación (incluyendo cómo y dónde hacerlo);
    • algunas personas con discapacidad, aunque lo deseen, no pueden masturbarse por problemas de movilidad;
    • en el caso de las mujeres, el hecho de que sus necesidades y las dificultades para darles respuesta no sean tan visibles como las de los hombres, puede falsear la percepción que se tiene de su realidad y de sus necesidades.


Sin duda, hay muchas personas -con y sin discapacidad- que no descubren la masturbación o lo hacen y deciden no practicarla. Las y los profesionales tienen que tener claro que esta decisión, cuando obedece a la propia voluntad y a los propios deseos, es absolutamente respetable y que, por lo tanto, no conviene, en tales supuestos, inmiscuirse en la vida sexual de la persona y alentarle a practicar la masturbación.

En cambio, en los casos en los que las personas usuarias muestren deseos de masturbarse, lo más aconsejable es que, en el marco de su planificación individual, centrada en la persona, se adopten criterios compartidos por quienes toman parte en dicha planificación, lo que contribuirá a garantizar la consistencia de las actuaciones y evitará conflictos en su aplicación.


Indicadores de masturbación saludable

  • Que sea placentera.
  • Que la persona pueda controlarse.
  • Que se practique en la intimidad.
  • Que sirva para resolver la tensión-excitación sexual.
  • Que se haga en condiciones adecuadas de higiene y seguridad.
  • Que sus fines no se instrumentalicen para llamar la atención o como respuesta a los conflictos.
  • Que no vaya acompañada de sentimientos de culpa.
  • Que no moleste a los demás.

VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.