Ir directamente al contenido

Consecuencias del Daño Cerebral Adquirido en la Comunicación

La comunicación es el proceso por el cual dos personas o más entran en relación gracias al conocimiento de un medio/sistema común. Este medio puede ser el lenguaje oral o bien un medio alternativo que aun sin ser tan universal será igualmente válido siempre que las personas que intervienen en el acto comunicativo lo compartan.

Cuando ocurre una lesión cerebral, puede verse afectado específicamente el lenguaje, o también, más globalmente, puede verse afectada la capacidad comunicativa. Lo importante es no asimilar ambos supuestos: una persona que ve afectado su lenguaje oral por una lesión cerebral no necesariamente ve afectada su capacidad comunicativa. Por ello, desde el primer momento, debe prestarse especial atención a recuperar la intención y la capacidad comunicativa ya que el impacto que se produce en casos de pérdida - temporal o definitiva- del lenguaje oral puede llevar a los familiares y a las y los profesionales de apoyo a obviar otros intentos comunicativos, lo que provocará una situación de comunicación no efectiva y de desmotivación.

Partiendo de esta consideración previa, en este apartado se tratan las alteraciones del lenguaje que influyen en una comunicación efectiva y que pueden ser causadas por una lesión cerebral. Estas alteraciones se agrupan bajo la denominación de "afasia", que puede definirse como la pérdida del lenguaje oral ya adquirido, por lesiones del Sistema Nervioso Central, en áreas del encéfalo encargadas del procesamiento y producción del lenguaje. Suele darse como consecuencia habitual de un ictus en el hemisferio cerebral izquierdo (el dominante para el lenguaje en la mayoría de personas).

El trastorno afásico se caracteriza por:

  • Alteraciones en la comprensión: la persona no demuestra haber entendido lo que se le está diciendo porque no mira al interlocutor, responde de manera incorrecta, no muestra interés por la conversación, su comunicación verbal no es apropiada, etc. A menudo los problemas conductuales son un reflejo de su frustración o desmotivación por no entender lo que pasa a su alrededor.
     
  • Alteraciones en la expresión: afectan a uno o a varios componentes del lenguaje. En la afasia raramente hay una abolición total de las capacidades expresivas: aunque en la fase inicial del daño cerebral sí pueda observarse esta situación, lo habitual es que, progresivamente, reaparezcan elementos hablados, incluso en las afasias más graves, aunque en este caso suelen ser de carácter automatizado. Puesto que se trata de un trastorno de la capacidad del cerebro para elaborar el lenguaje, debe tenerse en cuenta que en la afasia se ven afectadas todas las modalidades lingüísticas: es decir, el trastorno no se limita a la expresión hablada o a su comprensión, sino que se extiende a la expresión escrita. En general, las capacidades expresivas del lenguaje gestual también se ven mermadas, así como otras modalidades de éste de las que el sujeto pudiera disponer (lenguaje de signos, por ejemplo).

Algunas personas con afasia tienen problemas en el empleo de las palabras y las oraciones (afasia expresiva); otras tienen problemas en entender a los demás (afasia receptiva); por último, otras presentan tanto problemas tanto de expresión como de comprensión (afasia global).

La afasia puede causar problemas con el lenguaje oral (expresión y comprensión) y con el lenguaje escrito (lectura y escritura). Por lo general existen mayores dificultades con la lectura y escritura que con la expresión y comprensión orales.

VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.