Ir directamente al contenido

Fases de la Evaluación Funcional de Conductas Problemáticas

Consideraciones generales

Para formular hipótesis sobre la función que desempeñan las conductas problemáticas, debe centrarse en las variables que potencialmente influyen en esta última, bien porque la preceden, bien porque la siguen.

Las hipótesis que formule pueden sugerir una o varias de las siguientes posibilidades:

  • La conducta es un medio para obtener atención.
  • La conducta es un medio para obtener algo tangible: por ejemplo, comida, algún objeto concreto, o también el acceso a una actividad.
  • La conducta se adopta para huir o escapar de una tarea, actividad o persona.
  • La conducta es un medio para obtener estimulación sensorial.
  • La conducta se adopta para expresar malestar físico o dolor.
  • La conducta responde a acontecimientos que ocurren en otro entorno y en otro momento (p.e., ausencia de sueño, un cambio en el conductor del autobús, una discusión en casa).


En algunos casos, todas las hipótesis aquí sugeridas pueden ser relevantes para la ocurrencia de una determinada conducta; es decir, una única conducta problemática puede venir determinada o estar influida por múltiples variables. En otros supuestos, en cambio, puede que sólo una de las hipótesis resulte relevante. En cualquier caso, conviene tener siempre en mente, incluso cuando parece que sólo existe un factor causante, que las variables interactúan unas con otras; así, por ejemplo, los acontecimientos del entorno pueden aumentar la necesidad que siente la persona de escapar de una tarea.

A continuación, se describen tres métodos o estrategias para recoger la información necesaria de cara a la formulación de las hipótesis: entrevistas estructuradas, observaciones sistemáticas y análisis funcional experimental sistemático de la conducta problemática. Estos métodos pueden verse como un continuo que va desde lo más sencillo -las entrevistas estructuradas- hasta lo más riguroso -el análisis funcional-, requiriendo los primeros menos formación y menor nivel de especialización que los segundos. A pesar de esta menor dificultad o complejidad, las entrevistas estructuradas pueden bastar para obtener una información suficiente sobre la conducta objeto de análisis, de modo que, en tales casos, no es necesario ampliarla con los datos obtenidos mediante la aplicación de otros métodos. No obstante, las hipótesis son más fiables si se combinan las entrevistas estructuradas con la observación sistemática, no siendo necesario proceder a un análisis funcional experimental sistemático si con los métodos anteriores se obtienen patrones claros de conducta.

Sobre la base de esa información, podrá formular las hipótesis referidas a la función que desempeña esa conducta y al objetivo que persigue la persona cuando la presenta.

VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.