Ir directamente al contenido

Cómo tratar la sexualidad en el marco de los servicios de apoyo

Consumo de material pornográfico

La pornografía se utiliza generalmente para provocar o intensificar la excitación sexual, bien como ayuda en la masturbación, bien durante las relaciones sexuales en pareja.

Aunque algunas personas con discapacidad -principalmente hombres- se interesan por la pornografía, su acceso a ella es limitado, dadas sus dificultades para adquirirla por su cuenta, aunque lo cierto es que Internet está cambiando muy rápida y sustancialmente este estado de cosas, dada la facilidad con la que se acceder a cualquier tipo de información en la red.

Sin duda, existen riesgos en la utilización de este tipo de material: en particular, existe el riesgo de que personas sin ninguna educación sexual deduzcan que la pornografía es un reflejo de la vida real, cuando lo cierto es que estos materiales suelen tender a reflejar lenguajes y actitudes basados en la discriminación y en la consideración de las personas -en particular, de las mujeres- como simples objetos sexuales, lo que puede conllevar un reforzamiento, en la persona con discapacidad, de las conductas que se pretenden eliminar. Por lo tanto, el material pornográfico NO es un material educativo.

A pesar de este efecto, no parece viable ni lícito impedir a estas personas el acceso a estos materiales, siempre que se les ofrezca, a su vez, una educación afectivo-sexual adecuada y estos materiales se traten como herramientas que intensifican la excitación sexual, sin ningún carácter formativo. En la literatura especializada, la línea generalmente recomendada para los servicios de atención a personas con discapacidad consiste precisamente en no impedir el acceso y el uso privado al material pornográfico o de juguetes sexuales cuando la persona con discapacidad o la situación lo requiera y siempre en el marco de la planificación centrada en la persona.

VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.