Ir directamente al contenido

Pautas de apoyo al bienestar emocional

Sentimiento de seguridad y de protección

Tener un sentimiento de seguridad y de protección frente a posibles riesgos, daños o abusos, tanto en los servicios de apoyo como en el entorno comunitario es determinante para tener una buena salud mental y mantener el equilibrio emocional.
 

Sin duda, la vida cotidiana presenta riesgos que, en lo posible, es necesario aprender a afrontar: accidentes de tráfico, accidentes domésticos, situaciones difíciles asociadas al desenvolvimiento en el entorno comunitario, dificultades en la gestión de los ingresos, etc. Siendo esencial que las personas con discapacidad adquieran habilidades orientadas a saber afrontar tales situaciones, no es menos cierto que, desde los servicios de apoyo, resulta necesario, además de favorecer la adquisición de esas habilidades, crear contextos que garanticen un sentimiento de seguridad y protección.
 

También es necesario adoptar medidas que permitan evitar, además de las dificultades y de los riesgos propios de la vida, otro tipo de situaciones que vulneran gravemente los principios de protección y seguridad: nos referimos a las situaciones de abuso. La mejor forma de evitar las situaciones abusivas es adoptar medidas preventivas, y estas medidas pueden ser, fundamentalmente, de dos tipos:

  • Por un lado, conviene incluir medidas educativas orientadas a las personas usuarias. En su marco, el servicio debe articular contenidos que capaciten, en lo posible, a las personas usuarias para detectar y evitar las situaciones abusivas:
    • Conocimiento, cuidado y respeto del propio cuerpo.
    • Estrategias para decir ´no´, para aprender a rechazar lo que no se desea.
    • Fomento de la autonomía de las personas y ayuda en el desarrollo de una obediencia razonada, no incondicional, dirigida a dotarlas de recursos para enfrentarse a una situación de abuso.
    • Desarrollo de la autoestima.
       
  • Por otro, es indispensable diseñar y aplicar medidas orientadas a mejorar la actuación profesional:
    • Mejorar el contexto de intervención profesional: los estudios muestran que, en muchos casos, las situaciones de maltrato o abuso no son directa y exclusivamente atribuibles a su autor o autora individual, sino que vienen determinados en buena medida por una cultura de servicio deficitaria. Esto no significa que quien actúa no sea responsable, pero significa, sin duda, que parte de dicha responsabilidad es contextual, en parte generada y permitida por determinadas características del ámbito en el que se produce.
    • Concienciar a las personas profesionales de que las situaciones de agresión, abuso o acoso no son tolerables y de que es esencial mantener una actitud de apoyo y supervisión mutua para evitar que ocurran. Es esencial tener en mente que permitir una situación abusiva socava la dignidad no sólo de las personas usuarias sino de las propias personas profesionales: un contexto digno dignifica a todas las personas que lo comparten.
  • Por ello es fundamental que no se tolere ningún tipo de agresión, abuso o acoso ni dentro ni fuera del servicio y, con esa finalidad, es necesario que:
    • Los servicios dispongan de directrices de actuación para los casos en los que se produce alguna agresión en el marco del propio servicio, tanto por parte de otra persona usuaria como por parte de una persona profesional o de una persona que simplemente visita el servicio.
    • Los servicios dispongan de directrices para actuar en los casos en los que una de las personas usuarias ha sido objeto de agresión, acoso o abuso fuera del servicio.
       
  • La aplicación de estas directrices, cuando ocurre algún suceso de esta naturaleza, sin duda contribuye a que las personas se sientan protegidas, y ese sentimiento de protección es indispensable para ayudarles a superar la situación y a recuperar su equilibrio emocional.
VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.