Ir directamente al contenido

Pautas de apoyo al bienestar emocional

Mejora de la organización y de las condiciones del entorno

En los servicios de apoyo, resulta imprescindible adoptar medidas organizativas y de diseño de espacios que favorezcan al máximo el respeto a la individualidad de las personas, a su heterogeneidad. Es un hecho que los servicios -los residenciales, sin duda, pero también los de atención diurna- fuerzan una convivencia entre personas con muy diferentes tipos y grados de discapacidad, que puede impactar muy fuertemente en quienes presentan mayor capacidad intelectual, en buena medida por su temor a identificarse con ellas, por su propio miedo al deterioro y a la enfermedad. Esta innegable dificultad no siempre se expresa abiertamente, pero no deja de manifestarse, por ejemplo con una clara disminución del interés por acudir o participar en el servicio o con la aparición de sentimientos de tristeza o deseos de aislamiento. La importancia del impacto de esta convivencia varía entre las personas, dependiendo de su sensibilidad, de su carácter, de su umbral de tolerancia, de la existencia de experiencias previas con personas dependientes, etc.
 

También es cierto que algunas personas usuarias muestran mucha empatía por quienes se encuentran en peores condiciones que ellas mismas, cuando comprenden la situación. Por otra parte, tampoco debe desconsiderarse la dificultad objetiva de algunas personas para comprender los comportamientos alterados de sus compañeras o compañeros y para tolerar determinadas situaciones en la convivencia cotidiana.
 

De ahí que interese que, en su organización y en el diseño de los espacios, los servicios de apoyo se orienten a:

  • Adoptar medidas capaces de garantizar cierto equilibrio en las características de la población usuaria de los servicios con el fin de que las personas con mayor autonomía y capacidad no tengan que compartir espacios con un número excesivo de personas que presenten alteraciones conductuales graves o un deterioro físico evidente (escaras, babeo, quejidos, alteraciones posturales...), cuando dicha convivencia afecte negativamente a su bienestar emocional.
  • Tratar de diseñar los centros con una gran diversidad de espacios, que favorezca un uso variado simultáneo y permita a las personas que lo deseen disponer de un tiempo de privacidad.
  • Programar bien la ocupación de los espacios y el traslado de las personas usuarias.

                 


VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.