Ir directamente al contenido

Pautas de apoyo al bienestar emocional

Contacto familiar

Sentirse miembro de una familia y mantener un contacto regular con un núcleo familiar activo y comprometido con la prestación de apoyos, es un factor que contribuye enormemente al bienestar emocional.
 

Es esencial, por lo tanto, que el personal de los servicios favorezca el mantenimiento de estas relaciones y las facilite; también conviene que favorezca, con el consentimiento de la persona, la participación de alguno o de algunos miembros particularmente cercanos, en el diseño y el seguimiento de la Planificación Esencial del Estilo de Vida. Por otra parte y, en particular en el caso de las personas con discapacidad sobrevenida, es fundamental dar importancia y favorecer el mantenimiento del rol familiar que le corresponde (hijo/a, padre, madre, hermano/a).
 

El personal de apoyo debe favorecer esta participación activa y, para ello, debe llegar a percibir a la familia y a otras personas allegadas o significativas para la persona, como colaboradoras en la prestación de apoyos. Sin duda, conviene propiciar una relación más estrecha entre la familia y el personal de apoyo, y hacerlo de una manera visible y evidente, con el fin de que la persona con discapacidad sea consciente de que sus redes de apoyo actúan conjuntamente en la consecución de su bienestar personal y emocional. Por ejemplo: programar actividades en las que familiares, personal de apoyo y personas con discapacidad compartan momentos de distensión en los que intercambiar experiencias, inquietudes, etc. Resulta también muy adecuado ayudar a las personas con discapacidad a que también ellas tomen la iniciativa de contactar a familiares y amigos, en lugar de adoptar una postura pasiva en la que siempre se espera que sea el otro quien tome la iniciativa.
 

Puede ocurrir en algunos casos, que las y los familiares, por diversas razones, tengan dificultades para visitar el servicio y mantener la relación y que, en consecuencia, corran el riesgo de perder progresivamente el contacto. Esta situación puede generar mucha angustia y mucho dolor en ambas partes, de modo que, en lo posible, los servicios deben tratar de mantener una política que favorezca las visitas y las llamadas telefónicas, debiendo explorarse, en el marco de la planificación centrada en la persona, las opciones que mejor se ajusten a la situación individual.
 

Si observamos que el ritmo de las visitas empieza a espaciarse, debemos tratar de determinar las causas, en lugar de apresurarnos a concluir que es una falta de interés. Puede deberse a muy diversas razones: falta de medios de transporte; avanzada edad; problemas de salud; traslado del domicilio familiar; o sentimientos de culpa o trauma emocional asociados a su rechazo del ingreso de su familiar en un servicio residencial. En cualquier caso, conviene averiguar el motivo del cambio. En tales supuestos, puede resultar útil registrar la frecuencia de los contactos familiares, tanto de las visitas que recibe en el servicio como de las que hace la persona al domicilio familiar; de ese modo, podremos constatar si hay cambios inesperados o si se observa una disminución progresiva de la frecuencia y duración de los contactos.
 

Conviene también adoptar medidas complementarias que, de algún modo, permitan paliar estas situaciones de progresivo distanciamiento, favoreciendo la ampliación del círculo de relaciones naturales de la persona, con el fin de que pueda ir cubriendo las carencias afectivas derivadas de la pérdida de seres queridos cercanos o de un menor contacto con los mismos.
 

También puede resultar muy efectivo potenciar los recuerdos autobiográficos positivos (sucesos vividos), hablar si lo desea de su familia y de otras personas o grupos significativos, y respetar la disposición en su espacio personal de sus detalles, objetos y recuerdos familiares.

VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.