Ir directamente al contenido

Dificultades para la percepción, el reconocimiento y la expresión de las emociones

Los estudios apuntan a que las personas con discapacidad intelectual:

  • Presentan cierta incapacidad para adaptarse a emociones de alta intensidad, en la medida en que son generadoras para ellas de confusión.
  • Experimentan dificultades para percibir, reconocer y comprender las emociones que los demás exteriorizan a través de sus expresiones faciales. A la hora de determinar las causas que originan dichas dificultades se barajan diversas hipótesis:
    • Algunos estudios encuentran una correlación positiva entre la capacidad para reconocer las emociones y la capacidad para comprender el lenguaje.
    • Otros sostienen que muchas personas con discapacidad intelectual presentan un déficit específico de percepción o reconocimiento emocional que no está totalmente relacionado con la comprensión del lenguaje. Ello determina que las personas con discapacidad intelectual tengan una dificultad específica en su capacidad para reconocer la expresión facial de las emociones y, a consecuencia de ello, experimenten dificultades para comprender las emociones de los demás (Rojahn et al, 1995).
    • En contraste con lo anterior, otros autores sostienen que es posible que sus habilidades básicas para reconocer las emociones se encuentren intactas y que sus dificultades sean consecuencia únicamente de sus escasas habilidades para procesar información; en otros términos, se relacionaría con su nivel de inteligencia (Moore, 2001).
  • Experimentan cierta incapacidad para percibir sus propias emociones.
  • Experimentan dificultades para expresar sus emociones, lo que dificulta su detección, así como la distinción entre las señales indicativas de una determinada situación emocional y otros factores internos.


¿Qué se puede hacer para facilitar la detección?
 

  • En el caso de las personas con discapacidad intelectual leve y moderada:
     
    • ​Las investigaciones apuntan a que, utilizando los instrumentos adecuados, las personas son capaces de informar sobre sus propias emociones (autoinformes). Con todo, estas fórmulas no están libres de dificultades: en efecto, las evidencias sugieren que la aquiescencia, es decir, la tendencia a estar de acuerdo con quien plantea las preguntas está muy presente en las personas con discapacidad intelectual, como es habitual, por otra parte, en la mayoría de las personas particularmente vulnerables. 

                           
       
    • Por otra parte, dado que las limitaciones para comunicar a otros un estado afectivo personal no eliminan dicho estado ni eliminan la experiencia conductual del mismo, algunos autores consideran que la observación es el procedimiento metodológico más adecuado para abordar el estudio de las emociones en las personas con discapacidad intelectual moderada (Helm, 2000). No obstante, también la observación tiene importantes sesgos, en la medida en que es muy difícil uniformizar los criterios de observación e interpretación. 
       
    • A la vista de las limitaciones de unos y otros métodos, en la actualidad muchos autores consideran que, en el caso de las personas con discapacidad intelectual leve o moderada, lo más adecuado es combinar diferentes fórmulas que permitan paliar los efectos de los posibles sesgos asociados al uso de cada uno de los instrumentos por separado.

 

  • En el caso de las personas con discapacidad intelectual severa, profunda y múltiple, es más complicado. Durante muchos años, ha prevalecido la idea de que estas personas respondían mínimamente o no respondían en absoluto al estrés emocional. Este consenso, casi tácito, ha sido objeto de revisión en fechas recientes, porque, desde mediados de los años 90, existen elementos que evidencian en ellas la presencia y la experiencia de emociones estresantes, aun cuando no siempre se observen señales externas que así lo manifiesten. Es más, algunos estudios indican que las personas con discapacidad intelectual padecen más problemas emocionales que el resto de la población. Pero ¿cómo detectarlos?

                    

VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.