Ir directamente al contenido

El impacto en la vida cotidiana y relacional

Las fases del proceso

Es cierto que en los casos de daño cerebral adquirido, la experiencia de cualquier familia es única y difícilmente comparable a la de otras. Pero también lo es que, en términos generales, todas las familias pueden pasar a uno u otro ritmo, por una serie de fases. Puede resultar de utilidad describirlas aquí, indicando la evolución de las emociones y los sentimientos que se asocian a cada una de ellas.


Fases del proceso

  • Fase 1: "Por favor, que no se muera"
    • Esta fase va desde el momento en que se produce la lesión cerebral hasta que se consigue la estabilización -en términos médicos- de su estado.
    • La reacción inicial de la familia refleja, por lo general, una mezcla de shock, pánico, incredulidad y negación.
    • Su interés se centra en la supervivencia de la persona afectada.
  • Fase 2: "Va a ponerse bien"
    • Esta fase se produce cuando la persona vuelve a estar consciente.
    • En ese momento, la familia experimenta alivio y euforia.
    • A veces, experimenta una negación absoluta en relación con el futuro. Esta negación es una reacción típica ante un suceso repentino y grave y consiste en basarse en pequeñas mejorías para justificar su esperanza de una recuperación total.
  • Fase 3: "Todavía está progresando, pero es un proceso muy lento"
    • Esta fase se asocia al periodo de rehabilitación.
    • La familia sigue manteniendo una actitud esperanzada, pero a medida que pasa el tiempo empiezan a desanimarse y a preocuparse por la falta de progreso o por su lentitud.
    • En ese momento pueden empezar a experimentar una mezcla de ansiedad, rabia, culpa y depresión.
  • Fase 4: "Nunca volverá a ser quien era"
    • Esta fase suele darse cuando la persona vuelve a casa y cuando finaliza la fase de rehabilitación médica.
    • Tomar conciencia de los daños y de las limitaciones que conllevan y el miedo a que ya haya pocas mejorías desencadenan sentimientos de depresión, rabia y aflicción.
  • Fase 5: "Nuestras vidas han cambiado"
    • Esta fase es como un punto en el horizonte hacia el que se avanza pero que pocas veces se alcanza.
    • Aquí es cuando se toma plena conciencia, de forma realista, de las discapacidades que afectan a la persona y se inicia la aceptación emocional de la situación: se reajustan las expectativas, se redefinen las relaciones y los roles familiares.

VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.