Ir directamente al contenido

¿Qué factores influyen en el grado de victimización de los/as menores expuestos a la violencia de género?

  • Tipología, severidad y frecuencia de los malos tratos:
    • Cuando busquemos indicadores de valoración del daño para los/as niños/as debemos usar los mismos indicadores que para las mujeres en cuanto a la tipología, la severidad y frecuencia de los malos tratos: si existen agresiones físicas en el domicilio, cual es la periodicidad de la violencia, si los malos tratos también se dirigen hacia los niños y niñas (también reciben insultos, descalificaciones, humillaciones, golpes, patadas, se destruyen cosas que les pertenecen, no se les deja dormir o se les obliga a hacer cosas que no quieren), si hay armas de fuego en casa o si la violencia coexiste con algún tipo de drogodependencia de los adultos, entre otros factores relevantes para evaluar el daño de la violencia de género en los/as menores.
  • Grado de protección del / de la menor por su entorno inmediato:
    • Es importante valorar el entorno más inmediato de los/as niños/as y de los adultos ante las situaciones de violencia; también es importante conocer con qué herramientas puede contar el niño o la niña para su propia protección. (…)
  • Fuerza y calidad del vínculo con la madre:
    • El vínculo del niño o niña con su madre es un elemento imprescindible. Por este motivo se ha insistido tanto en la importancia de la participación de ésta en la recuperación del niño o niña, siempre que sea posible. (…)
    • A la hora de hacer una valoración del vínculo del niño o niña con su madre debemos tener en cuenta diferentes aspectos:
      • La madre está pendiente del niño o niña y éste/a se acerca buscando seguridad; no hay que verlo sólo como un acercamiento físico, que también, sino sobretodo emocional.
      • La niña o el niño pueden recordar momentos de la relación que le proporcionan bienestar a pesar del contexto en el que vive.
      • La madre es capaz de interpretar las señales enviadas por su hija o hijo y consigue, de esta manera, que el niño o niña se perciba a si mismo como una persona querida y que tiene un valor en sí mismo.
  • Grado de resiliencia de la propia niña o niño:
    • La resiliencia no es más que la capacidad que nace de las interacciones sociales y que permite al niño o niña recuperar sus propios recursos para hacer frente a la situación que está viviendo.
    • Cuando estos recursos están fomentados por los lazos con la madre y por otros nutrientes del entorno a nivel afectivo, relacional o social, la capacidad de recuperación de la niña o niño aumenta considerablemente.
    • Es importante, entonces, ver cómo la combinación entre el entorno y los propios recursos del niño o niña ofrecen una posibilidad de buen pronóstico.
    • Hay algunos factores de la niña o niño que pueden servir para valorar el grado de resiliencia en ella / él:
      • Se produce un acercamiento activo por parte del niño o niña, éste se muestra abocado a intentar resolver y/o compartir sus experiencias emocionales dolorosas.
      • El niño o la niña tiene habilidad para conseguir la atención positiva de los demás.
      • Muestra cierto optimismo sobre sus experiencias.
      • Se puede mostrar alerta y autónomo dentro de su etapa evolutiva.
      • Tiene tendencia a buscar nuevas experiencias y explorar el entorno (físico, cognitivo y emocional).
      • Hay que tener presente que una niña o un niño que no presente estos factores también puede llegar a una óptima recuperación pero entonces, probablemente, habrá que trabajar con ella o él para que aumente poco a poco su grado de resiliencia. Habrá que darle el apoyo tan básico que se comentaba anteriormente para conseguir, a la larga, que tenga más confianza en él mismo y en sus capacidades.
  • Edad de la niña o el niño:
    • Es importante tener en cuenta que los efectos de la violencia no son los mismos según la edad de la niña o el niño. Es decir, ante una situación con la misma tipología, severidad y frecuencia de malos tratos, con factores de protección similares y con un vínculo igualmente fuerte con la madre, la edad en la que suceden los episodios puede marcar diferencias muy importantes.
VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.