Enfermedad mental

Grupos de ayuda mutua

Evaluación del funcionamiento de los grupos de ayuda mutua

  • Es conveniente revisar periódicamente el funcionamiento del grupo.
  • Las necesidades de los participantes cambian con el tiempo y es útil preguntarles aspectos como:
    • Si la sede, el día y la hora son convenientes.
    • Si se sienten bien recibidos e integrados.
    • Si tienen oportunidad de expresar lo que desean y sienten.
    • Si las reuniones son de utilidad.
    • Si los nuevos integrantes del grupo son bien aceptados.
    • Cómo se puede mejorar el grupo.
    • Qué temas desearían que se discutieran.
    • Si el tamaño del grupo es adecuado.
    • Si el grupo brinda apoyo.
    • Si el grupo proporciona información.
    • Si el grupo ayuda a resolver problemas.
    • Si permanece la necesidad de mantener el grupo.
  • Es importante pensar que el grupo sea dinámico y que se autogestione, que todos participen para que en el caso de ausencia del facilitador no se desintegre.
  • La evaluación se llevará a cabo al final de la sesión, donde se evaluará la tarea realizada, resultados, actitudes, etc., mediante las técnicas que se consideren más adecuadas para el objetivo.