Enfermedad mental

Grupos de ayuda mutua

¿Qué figuras hay dentro de un grupo de ayuda mutua?

Las personas participantes

¿Cómo y quién decide qué personas pueden participar en el grupo?

Es importante que nos planteemos quién informará de la posibilidad de participar en un grupo, cómo lo hará y en qué momento. La persona no tiene que verse presionada a participar, ni excluida de otros posibles tipos de ayuda. Si creemos que no es una persona susceptible de participar en nuestro grupo habrá que orientarla a otros servicios, ayudas o formas de participación. Lo importante es que nos planteemos cuál será el procedimiento que seguiremos y cómo y quién lo efectuará.

Estrategias para facilitar la entrada de nuevos miembros. Una serie de opciones que se pueden utilizar son:

  • Grupos con diferentes niveles: Por ejemplo, un grupo para aquellas personas a quienes recientemente han diagnosticado la enfermedad y otro para las que llevan más tiempo con la enfermedad.
  • Grupo de acogidas fijo: Es un grupo periódico, con miembros discontinuos. Después de pasar por este grupo se decide si se quiere o no participar en otros grupos.
  • Un profesional o un miembro de grupo (facilitador o voluntario) realiza una entrevista y decide si el solicitante puede o no ser miembro del grupo. Si la entrevista la hace un voluntario/a, tendrá que pensar si necesitará formación previa.
  • Trabajo individual antes de participar en el grupo, como preparación para la participación en un grupo Este trabajo se puede hacer con un profesional o con un voluntario “tutor” formado previamente.

Moya, M.J., Costa, S. Manual de consulta sobre grupos de ayuda mutua de personas con discapacidad física. Barcelona, Federación ECOM, 2007, 176 p.