Enfermedad mental

Grupos de ayuda mutua

¿Cómo se crea un grupo de ayuda mutua?

Fase 2. Las primera reuniones

El rol de la persona facilitadora
  • Durante el transcurso de esta fase, el/la facilitador/a debe dejar progresivamente que el grupo tome la iniciativa, delegando funciones en algunos miembros del grupo.
  • La persona facilitadora posee dos funciones importantes:
    • La de preparar y moderar las sesiones
    • La de servir de nexo de unión entre el interior y el exterior del grupo.
  • En algunos grupos de ayuda mutua esta persona que ejerce el papel de facilitador/a es siempre la misma, el grupo la elige democráticamente y puede recibir una formación previa por parte de la asociación a la que pertenece o a través de cursos de formación para personas voluntarias.
  • No obstante, consideramos que también puede ser enriquecedora la experiencia cuando esta tarea es compartida de forma rotativa entre los miembros del grupo, de modo que no se cargue toda la responsabilidad en un sólo miembro del grupo, haciendo mucho más partícipes al resto en el propio grupo.
  • Es posible que existan conflictos en esta etapa porque siempre hay expectativas personales a las que desde el grupo no se puede dar respuesta. Es importante que la persona facilitadora o conductora del grupo sea observadora y detecte los indicios de conflicto y si es necesario pida ayuda.