Enfermedad mental

Grupos de ayuda mutua

¿Qué son los grupos de ayuda mutua?

Diferencias entre un grupo de ayuda mutua y un grupo terapéutico

  • Entre los grupos de ayuda mutua y los grupos terapéuticos existen similitudes, como que ambos:
    • Valoran positivamente la expresión y puesta en común de emociones
    • Fortalecen el apoyo
    • Subrayan el valor de la afiliación
    • Persiguen el cambio conductual

 

  • Sin embargo, difieren en cuatro aspectos fundamentales:
    • La asistencia al grupo
      • Tanto en unos grupos como en otros la asistencia regular al grupo es considerada un factor crucial para el cambio terapéutico.
      • Sin embargo, mientras que en los terapéuticos la asistencia es obligatoria y en muchos casos es una condición sine qua non para seguir recibiendo el tratamiento y ser miembro del grupo durante un tiempo establecido inicialmente, en el grupo de autoayuda la asistencia no es obligatoria, lo que da lugar a una gran inestabilidad en la composición del grupo.
    • La homogeneidad de los miembros del grupo
      • En los grupos terapéuticos los miembros son escogidos cuidadosamente tras una evaluación minuciosa, de forma que se mantenga un equilibrio que garantice la cohesión del grupo.
      • Los grupos de autoayuda, por el contrario, están constituidos por personas con una amplia y heterogénea variedad de necesidades, así como de circunstancias personales, sociales y familiares.
    • La dinámica grupal
      • En los grupos terapéuticos se pone el acento en las relaciones e interacciones entre los miembros del grupo, representando de alguna forma un microcosmos social.
      • El grupo de autoayuda pone más énfasis en las experiencias pasadas y las circunstancias vitales actuales, incluso si estas reflexiones no contribuyen a la iluminación de los procesos interpersonales dentro del grupo.
    • La finalidad del grupo
      • En el caso de los grupos terapéuticos es la resolución de conflictos individuales identificados por los miembros del grupo.
      • El objetivo por excelencia del grupo de autoayuda es proveer a los miembros apoyo, validación e información. No intentan analizar la psicodinámica individual ni intentan cambiar significativamente el funcionamiento de la personalidad como ocurre en los grupos terapéuticos. Aunque no excluye que la asistencia y la participación en el grupo de ayuda mutua tenga un efecto en la autocomprensión y en el desarrollo de nuevas actitudes y comportamientos.