Enfermedad mental

Grupos de ayuda mutua

¿Qué son los grupos de ayuda mutua?

Funciones

  • En cuanto a las funciones de estos grupos, Levine y Perkins (1987) señalan:
    • Promueven el sentimiento psicológico de comunidad. Al estar sentada frente a otras personas que están pasando por circunstancias similares a las suyas o que tienen características comunes disminuye la percepción de fracaso, de aislamiento, de no comprensión y la autoevaluación negativa de las personas.
    • Proporcionan una ideología que da significado a las circunstancias particulares de la vida diaria que no se ajustan a la norma ideal. Posibilitan un sentido de identidad personal normalizado y reducen los sentimientos de incertidumbre, temor, rechazo y ambigüedad generados a partir de cómo sienten (las personas) que les trata la sociedad.
    • Proporcionan una oportunidad para la autorevelación y la crítica mutua. El clima de igualdad y solidaridad creado en el grupo ayuda a los participantes a compartir sus sentimientos y experiencias, animándoles a hablar y reconocer sentimientos de fracaso, culpa, temor... relacionado con las experiencias que tienen en común.
    • Proporciona modelos de conducta. Las actitudes y conductas positivas que los participantes expresan a lo largo de las sesiones de los grupos de apoyo sirve de modelo a los demás miembros del grupo.
    • Enseña estrategias efectivas para afrontar las situaciones cotidianas. El contexto grupal facilita experimentar nuevas reacciones, apoyando a los miembros ante cualquier fracaso y mostrando alegría y refuerzo ante los éxitos de sus miembros, aunque estos sean pequeños.
    • Proporciona una red de relaciones sociales.

 

  • Algunas de las características de los grupos de ayuda mutua que harían posible la consecución de estas funciones, según Katz y Hermalin (1987) son:
    • Un contexto grupal no clínico.
    • Una estructura grupal igualitaria compuesta por personas que están experimentando situaciones vitales similares.
    • Un sentido de pertenencia al grupo no restringido al tiempo de las sesiones.
    • La interacción grupal directamente cara a cara entre los miembros y no dirigida a un líder o conductor grupal.
    • Coherencia entre la ideología y sistema de creencias de los miembros del grupo y la orientación del plan de acción del mismo.
    • Autorresponsabilización por parte de sus miembros en el cuidado personal y en las acciones y decisiones que toman para responder a las situaciones de la vida.