Ir directamente al contenido

La perspectiva del procomún, la co-producción y el desarrollo comunitario

El paradigma de la co-producción y el nuevo papel del gobierno local respecto a la ciudadanía

El papel de los ayuntamientos como simples prestadores de servicios, que había conducido a concebir a la ciudadanía como usuario-cliente, ha quedado superado por la realidad actual. En un contexto en el que los poderes públicos están debilitados y la comunidad se está activando, la coproducción de políticas públicas puede convertirse en una nueva forma de relación entre las administraciones locales y la ciudadanía, un nuevo modo de abordar las políticas públicas a partir de la implicación (participación) de la ciudadanía orientada a la implementación de soluciones, una nueva forma de trabajar y de relacionarse que requerirá fórmulas innovadoras e imaginativas y que debe servir, sobre todo, para hacer frente a las consecuencias de la crisis en el mundo local.

Contrariamente a las dinámicas del mercado, basadas en una lógica competitiva, las soluciones basadas en la coproducción centrarían sus esfuerzos en la comunidad y pondrían énfasis en la lógica de compartir. La colaboración entre personas, organizaciones, actores e instituciones es, en consecuencia, un elemento clave de la coproducción. Un segundo elemento central en la coproducción de políticas públicas es la concepción que se tiene de la dimensión pública. Se entiende, desde esta perspectiva, que aquello que es «público» va más allá de lo estrictamente institucional. Así, podemos pensar en soluciones a problemas públicos (colectivos) que se producen desde la comunidad, pero fuera de las instituciones públicas, o en la participación y colaboración de las instituciones públicas sin que estas tengan un rol de centralidad.

El mismo concepto de coproducción, pues, lleva implícito un cambio de rol en el papel de los poderes públicos. Se asume que las administraciones públicas dejan de ser «el» mecanismo que tiene el monopolio para resolver los problemas colectivos y pasan a ser «uno más» en el marco de una red de actores que, conjuntamente, coproducen políticas públicas en condiciones de igualdad. Las instituciones públicas, por lo tanto, dejarían de ser un espacio de intermediación entre las demandas ciudadanas y la resolución de los problemas colectivos y pasarían a devenir un lugar de coproducción; así se modificarían las estructuras de poder actuales. Por otra parte, la emergencia de las nuevas prácticas de coproducción se está produciendo en el marco de un contexto específico de cambio que probablemente no es coyuntural sino estructural. Si efectivamente es así, la coproducción debería de entenderse como una nueva forma de elaborar soluciones públicas duraderas, a medio y largo plazo. Es decir, la coproducción podría convertirse en uno de los elementos característicos de una nueva manera de elaborar políticas públicas.

Sin embargo, el relato de la coproducción no se puede desvincular del momento actual, de cómo la crisis está afectando al mundo local y de cómo los ayuntamientos están viendo reducidas sus capacidades de intervención. En este sentido, existen, por lo menos, dos argumentos que hay que tener en cuenta.

  • Primero, el relato de la coproducción como solución ante la falta de recursos de la Administración pública, como una forma de eficiencia económica y de reducción de costes. En el fondo, este es el relato de la «sociedad participativa» o de la renombrada Big society: puesto que los poderes públicos no pueden hacerlo, que lo haga la sociedad.
    • Se trata de una manera de entender la coproducción estrictamente implementativa, que no implica ni un empoderamiento de la sociedad civil ni un cambio en las relaciones de poder. Bajo este discurso, los poderes públicos renuncian a su función y pasan la responsabilidad a una sociedad civil que deberá ponerse en acción si quiere resolver sus problemas. (…)
  • Aun así, hay un segundo argumento que desvincula la coproducción de la lógica eficientista y que la relaciona directamente con el empoderamiento de la ciudadanía. 
    • Coproducir, desde esta perspectiva, quiere decir «hacerlo juntos». Y este «hacerlo juntos » implica actuar conjuntamente en condiciones de igualdad, y ceder poder y protagonismo a la sociedad civil. Se asume que la Administración está dejando de actuar como proveedora de servicios universales y que los servicios públicos están evolucionando, cada vez más, hacia una lógica de residualización, para cubrir únicamente las necesidades de aquellas personas, familias o grupos sociales que no tienen ninguna otra alternativa.
    • En este escenario, la coproducción se plantea como una respuesta al desafío que se nos presenta como sociedad: construir respuestas colectivas que hagan frente a los nuevos problemas sociales. La coproducción, pues, sería una nueva estrategia de acción pública en la que las instituciones producirían las políticas públicas juntamente con otros actores de la sociedad civil.
    • El elemento central de este relato de la coproducción es la resolución colectiva de los problemas que estamos sufriendo como sociedad y a los cuales la Administración pública no demuestra tener capacidad para dar respuesta. La coproducción, por lo tanto, se debe entender como la respuesta a la siguiente pregunta: ¿cómo resolvemos los problemas colectivamente, de forma innovadora e implicando a la ciudadanía?
VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.