Ir directamente al contenido

Apoyos para ir al WC: personas que sufren incontinencia

Pautas para la utilización de los dispositivos de eliminación de orina

  • Pañales
    • Los pañales son productos sanitarios de un solo uso. Se ajustan al cuerpo para absorber y retener la orina en su interior con el fin de mantener la piel seca y sin humedad. Están indicados en personas que presentan pérdidas urinarias, fecales o ambas.
    • Existen distintos modelos según la capacidad de absorción y según la forma, el sistema de sujeción y la talla de la persona.
    • El grado de incontinencia es lo que hace elegir al médico un modelo u otro.
    • La capacidad de absorción varía desde los preparados para pequeñas pérdidas de orina hasta los que absorben más de un litro de orina.
    • Colocación del pañal según la posición de la persona dependiente y del sistema de sujeción. Indicaciones generales:
      • Preparar todo el material necesario antes de empezar para evitar dejar sola a la persona una vez empezado el cambio.
      • Comenzar informando sobre lo que se va a hacer, buscando que la persona esté con el ánimo de facilitar el cambio de pañal.
      • Realizar un pequeño aseo cada vez que se hace un cambio de pañal para limpiar la zona y evitar infecciones, poniendo especial cuidado en dejar la piel perfectamente seca.
      • Observar cualquier cambio en la orina en especial si disminuye o aumenta la cantidad o se producen cambios en el color o el olor. De cualquier cambio llamativo, especialmente si se mantiene durante unos días, hay que informar al médico porque puede ser indicativo de un problema de salud.
         
  • Colectores peneanos
  • El colector peneano es una funda elástica que se desliza sobre el pene. Su extremo distal presenta un orificio al que se le conecta una bolsa de recogida de orina. Su extremo proximal queda fijado a la base del pene mediante un mecanismo específico: normalmente una tira circular o un apósito autoadhesivo. Actualmente también existen en el mercado colectores peneanos autoadhesivos en toda su longitud, por lo que no precisan fijación en la base del pene.
  • Los colectores peneanos están indicados cuando todavía se tiene vaciamiento vesical completo y espontáneo. También se utilizan para la recogida de orina para muestras en personas con incontinencia. Su uso continuado puede provocar lesiones en la piel de la base del pene, por eso son especialmente recomendables en periodos limitados de tiempo.
  • Colocación de un colector:
    • Preparar el material:
      • Colector peneano. Antes de proceder a su colocación hay que leer atentamente las instrucciones del fabricante.
      • Bolsa de diuresis con tubo de drenaje.
      • Gasas.
      • Útiles de aseo: jabón, toalla, agua templada.
      • Guantes desechables.
    • Colocación: El profesional de apoyo debe:
      • Explicar lo que va a hacer solicitando colaboración.
      • Lavarse las manos y colocarse los guantes.
      • Colocar en decúbito supino a la persona dependiente. Teniendo cuidado de dejarle tapado y dejando expuesta únicamente la zona genital.
      • Para eliminar las secreciones que puedan irritarle la piel y facilitar el deslizamiento del colector, lavar los genitales con agua y jabón, secándolos cuidadosamente.
      • Colocar la bolsa de diuresis en el lateral de la cama, dejando la conexión accesible.
      • Sujetar el pene con la mano no dominante (la izquierda si se es diestro y la derecha si se es zurdo). Realizar una ligera presión (disminuye la posibilidad de erección).
      • Con la mano dominante, colocar la base del colector sobre el glande y la deslizaremos suave y uniformemente hacia el extremo del pene. Es aconsejable dejar unos 2,5 cm entre el tubo de drenaje del colector y el pene.
      • Fijar el colector. Jamás debe usarse esparadrapo para fijar el colector, ya que este material no es expansible y puede causar constricción y reducción del flujo sanguíneo peneano.
      • Terminar conectando la bolsa de diuresis. Si el usuario del colector está encamado, sujetar la bolsa a la cama y si puede andar, a su pierna.
    • Cuidados posteriores:
      • Comprobar la integridad de la piel del pene a los 30 minutos de la colocación del colector.
      • Cambiar el colector y evaluar el estado del pene mínimo cada 24 horas.
         
  • Sondaje vesical
    • Consiste en la comunicación de la vejiga con el exterior a través de una sonda para permitir la salida de orina. Siempre ha de ser indicado por el personal médico y es el personal de enfermería quien se encarga de su colocación, mediante una técnica estéril.
    • Existen diferentes tipos de sondas según el material, según el tamaño y según los orificios al exterior. La elección del tipo de sonda viene dada por el uso que se le vaya a dar y lo decide el personal sanitario.
    • La más común como sistema de recogida permanente o temporal de orina es la de tipo foley de dos o tres vías.
    • Cuidados del sondaje vesical
    • Lavar las manos antes y después de manipular la sonda o cada vez que se cambie el sistema colector de orina.
    • Fijar el tubo de drenaje de la bolsa a la pierna de la persona permitiendo una movilidad adecuada. Evitar acodos u obstrucciones en el tubo de drenaje.
    • Explicar que la bolsa debe permanecer siempre por debajo del nivel de la vejiga para evitar reflujo de la orina y el riesgo de infección.
    • Lavar la sonda periódicamente para mantenerla permeable.
    • Limpiar la zona genital cada 12 horas poniendo especial cuidado a la hora de aclarar y secar la zona.
    • Evitar desconexiones innecesarias de la sonda a la bolsa colectora para no aumentar el riesgo de infección. Es preferible utilizar los sistemas colectores que permiten vaciar la sonda sin tener que cambiarla.
    • Estar atentos a cualquier signo de infección urinaria: orina con sedimento, hematuria, dolor suprapúbico, fiebre, escalofríos... En caso de que alguno de estos síntomas aparezcan, se debe comentar al médico.
    • Cuando hay que pinzar la sonda se hará en el tubo de drenaje de la bolsa colectora y nunca sobre la propia sonda.
       
  • El sistema colector (las bolsas de recogida de orina)
    • Sistema colector para la persona encamada: se pueden emplear cualquiera de los dos que se han descrito (abierto y cerrado). La capacidad de la bolsa es variable, aunque suele rondar los dos litros.
    • Sistema colector para la persona que camina: este sistema se coloca en la pierna. Para ello, la bolsa presenta los siguientes elementos:
      • Cuatro ojales, dos en su parte superior y dos en su parte inferior.
      • Dos tiras elásticas de unos 50 cm de largo y 2 de ancho. A lo largo de la tira hay una serie de ojales y dos botones que están colocados en los ojales de uno de los extremos de la tira.
    • Para sujetar la bolsa a la pierna se procede de la siguiente manera:
      • Introducir una de las tiras a través de los ojales de la parte superior de la bolsa y la otra a través de los ojales de la parte inferior.
      • Colocar la bolsa sobre la pierna.
      • Rodear la pierna con la tira colocada en la parte superior de la bolsa y sujetarla con los botones. Hacer lo mismo con la tira de la parte inferior de la bolsa.

Maniobra de Credé para la Eliminación de Orina

A continuación se recogen, si bien con ligeras adaptaciones, los contenidos referidos a la Maniobra de Credé que se describen en el artículo "Clinical nursing skills and techniques" de A.G. Perry y P.A. Perry, publicado en 2002, por la editorial Mosby.

  • La Maniobra de Credé (o de compresión manual de la vejiga) es un método por el cual se ejerce una presión suprapúbica durante la micción para facilitar el completo vaciado.
  • Se realiza aplicando presión constante y sin fuerza de forma manual desde el ombligo hacia la parte más baja del abdomen, sólo hacia abajo, hacia la vejiga, tantas veces como sea necesario para desocuparla por completo.
  • Puede utilizarse en personas que tengan lesiones de la neurona motora inferior, que resultan en una vejiga flácida (no refleja, débil). Una vejiga flácida no se desocupa apropiadamente usando sus músculos, sino que retiene orina y se filtra el exceso de ésta.
  • No se recomienda para aquellas personas que tienen una vejiga refleja de la neurona motora superior, la cual se vacía con el uso de los músculos propios de la zona. Si una persona con este tipo de vejiga usa la maniobra de Crede, la orina puede pasar de la vejiga a los riñones a causa de la presión aplicada, lo que aumentará el riesgo de infección y daño a los riñones.
  • La ventaja de esta maniobra es que no se necesita ningún equipo ni productos para llevarla a cabo.

VOLVER
IMPRIMIR
COMPARTIR

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.