Acción comunitaria

Participación ciudadana y procesos participativos

Características básicas de los procesos participativos comunitarios

Características básicas del proceso participativo comunitario

Dinámico

Se trata de un proceso indefinido e inespecífico, ya que, parte del principio de que cada comunidad es una realidad particular que tiene que realizar su propio itinerario de desarrollo, que será diferente de cualquier otro. Será el mismo proceso participativo y comunitario el que vaya a determinar este recorrido, sus finalidades y sus prioridades. En síntesis, el proceso siempre es dinámico porque:

  • No se repite cíclicamente –como muchos proyectos o actividades de numerosos servicios o recursos técnicos (e incluso asociaciones) que tienden a repetir actividades, cambiando los ‘usuarios o consumidores’ de los mismos-. Se trabaja con la perspectiva intrínseca de promover participación, es decir, autonomía, autogestión, etc. de personas, grupos, asociaciones, gobiernos, etc.
  • Sus acciones, actividades y objetivos van evolucionando: en general, en las líneas de acción específicas, en las relaciones con los tres protagonistas (con cada uno de ellos) y en la relación entre ellos.
  • Actúa en realidades que se enfrentan a cambios muy importantes y que se han producido en poco tiempo (el de la diversidad, por ejemplo). Los cambios generan inseguridades, incluso miedos y, por lo tanto, abren el camino a situaciones desconocidas. Muchos instrumentos antes disponibles aparecen muy a menudo obsoletos, incapaces de afrontar adecuadamente las nuevas realidades…