Personas con discapacidad

Participación en las actividades de la vida cotidiana

¿Cómo prestar los apoyos para la realización de actividades?

Realizar la tarea con el apoyo que sea necesario

La participación implica la complementariedad entre lo que puede hacer la persona la persona con discapacidad y el apoyo que recibe para hacerlo. Para el personal puede resultar difícil y absorbente, pero también muy gratificante.


Pautas de Buenas Prácticas

Conviene tener siempre presentes las siguientes recomendaciones:

  • Debemos asegurarnos siempre de que la persona tiene buena visibilidad y espacio para realizar la actividad. Hay que tener la precaución de no limitar su campo visual colocándonos delante de ella o pasando por delante.
  • Conviene dar instrucciones claras y precisas. Gritarle a una persona desde el lado opuesto de la habitación que coloque "aquello" "por allí" proporciona a la persona muy poca información sobre lo que debe hacer.
  • Si la persona puede realizar una determinada acción o tarea sin ninguna ayuda conviene permanecer con ella y observar cómo lo hace, sin tratar de ayudarle, a menos que sea una tarea larga que puede resultar más entretenida entre dos personas: por ejemplo, doblar mucha ropa después de la colada.