Personas con discapacidad

Participación en las actividades de la vida cotidiana

¿Cómo prestar los apoyos para la realización de actividades?

Consideraciones básicas

El primer paso consiste en que las y los profesionales de apoyo asumamos como parte integrante de nuestro trabajo las tareas asociadas al fomento de la participación de las personas con discapacidad en las actividades. Asumida esta necesidad, hay que crear un ambiente propicio y de confianza para que las personas atendidas puedan solicitar, sin miedo a molestar, el apoyo que necesitan: si la persona con discapacidad tiene la certeza de que en el momento en que lo necesite va a obtener apoyo, su predisposición a participar aumentará considerablemente.

En segundo lugar, para ofrecer oportunidades reales de participación en las actividades, es imprescindible definir cuál es exactamente el tipo y la cantidad de apoyo que puede resultar adecuada en cada caso, ajustándose, para ello, a los siguientes pasos:

  • Identificar oportunidades de participación.
  • Crear oportunidades de participación.
  • Preparar la actividad.
  • Descomponer la actividad en diferentes partes o fases.
  • Evaluar las habilidades de la persona con discapacidad para desarrollar la actividad y determinar el nivel de apoyo necesario.
  • Realizar la actividad, prestando el apoyo previamente identificado.
  • Evaluar el resultado de la actividad y valorar la modificación en la intensidad de los apoyos.
  • Registrar los progresos.