Acción comunitaria

Planes integrales de desarrollo comunitario

Los Planes Integrales de Desarrollo Comunitario: metodología y aplicación

Coaliciones comunitarias: claves para un buen funcionamiento

Ocho puntos clave para un funcionamiento eficaz

No podemos olvidar que las coaliciones comunitarias son una herramienta para abordar problemas sociales. Por tanto, y como los recursos disponibles para su afrontamiento suelen ser escasos, la eficiencia se convierte en un elemento de primer orden desde la perspectiva de la intervención.

Existe en psicología abundante literatura sobre los factores que determinan la eficacia en el trabajo cooperativo. Los resultados de estas investigaciones han permitido establecer una serie de parámetros críticos en relación a la eficacia de las coaliciones comunitarias. De acuerdo con AHEC/Community Partners (1997), para garantizar el éxito de una coalición deben de tenerse en cuenta los siguientes puntos:

  • Es importante que los miembros de la coalición definan claramente sus metas y que en ellas estén incorporados los intereses de los distintos grupos que la constituyen, lo que le dará a la coalición un valor añadido. Además, debe existir un entendimiento realista entre sus componentes y una firme voluntad de adaptar las distintas agendas para el logro de la meta común.
  • La coalición debe ser inclusiva en cuanto a sus criterios de pertenencia, permitiendo la incorporación de todos aquellos miembros de la comunidad que tengan interés en el problema y se quieran unir a la misma. Es fundamental que estén presentes tanto los grupos de mayor poder e influencia comunitaria como los que menos tienen, y que los límites geográficos de la coalición sea una decisión de todos.
  • La estructura organizacional del grupo y el modo de funcionamiento deben estar claros y suficientemente estructurados para permitir a los miembros de la coalición ejecutar eficazmente las tareas básicas. Los elementos claves son:
    • el liderazgo,
    • la toma de decisiones,
    • la comunicación,
    • los recursos
    • el personal.
  • Las organizaciones que distribuyen y desarrollan el liderazgo entre sus miembros consolidan sus logros de una manera más eficaz que aquellas basadas en un líder carismático. Desde un punto de vista cooperativo los líderes:
    • inspiran compromiso y alientan la actividad;
    • aportan su visión acerca de la solución de los problemas como uno más;
    • construyen un compromiso más amplio con la comunidad;
    • sostienen la participación y la esperanza.
  • En una coalición, al igual que en las organizaciones complejas, una planificación sistemática de las actividades aumenta la probabilidad de éxito. Se debe desarrollar al menos un sistema mínimo de planificación continua.
  • Las coaliciones que han alcanzado el éxito realizan actividades que demuestran a sus miembros y a la comunidad su eficacia a través de resultados concretos. Esto significa que, con frecuencia, las coaliciones eligen proyectos prometedores para garantizarse el éxito y logros tempranos que ilustren a sus miembros y a la comunidad que el cambio es posible.
  • Las actividades de la coalición deben ser atractivas y afirmar las fortalezas y los aspectos positivos de la comunidad. El mejor servicio que pueden hacer las coaliciones eficaces a sus miembros y a la comunidad es transmitir la esperanza que se deriva de una visión optimista que entiende que los problemas comunitarios se pueden resolver eficazmente. Los líderes promoverán las habilidades y fomentarán la esperanza de los miembros de la coalición.
  • Las coaliciones necesitan tener una visión de largo alcance y comprender que, en los temas importantes y/o complejos, el éxito requiere tiempo y persistencia en las tareas.
  • Suele ser eficaz para prevenir el agobio o la desesperanza de los miembros de la coalición, estructurar y distribuir las grandes metas en objetivos asequibles a corto y/o medio plazo.
  • El proceso de desarrollo de una coalición efectiva para afrontar la mejora de la calidad de vida de una comunidad es, obviamente, un proceso complejo. Aunque la literatura especializada puede proveer de alguna orientación, cada coalición debe guiarse por un proceso propio de continua revisión y autoevaluación.