Acción comunitaria

Planes integrales de desarrollo comunitario

Los Planes Integrales de Desarrollo Comunitario: metodología y aplicación

Coaliciones comunitarias: claves para un buen funcionamiento

Nivel individual

Las coaliciones comunitarias son organizaciones basadas en la voluntad de sus miembros para trabajar conjuntamente. Sin embargo, el trabajo cooperativo requiere una serie de competencias específicas que no siempre están presentes en los individuos. De hecho, a veces, puede resultar de interés para la coalición invertir en la formación de sus miembros para mejorar dicha competencia.

En concreto, nos estamos refiriendo a tres aspectos fundamentales:

  • Habilidades y conocimientos:
    • Los miembros de la coalición necesitan habilidades y conocimientos para trabajar con otros formando un equipo operativo;
    • Esto incluye capacidad de:
      • comunicación,
      • gestión de conflictos,
      • asunción de los puntos de vista de los demás,
      • conductas específicas de colaboración, etc.
    • Además, son necesarias para elaborar programas de intervención efectivos:
      • conocimiento comprensivo:
        • del problema que da sentido a la coalición,
        • de la población diana,
        • de los procesos de cambio comunitario,
        • de planificación, diseño, implementación y evaluación de programas, etc.
    • Por último, se precisan habilidades y conocimientos para construir una infraestructura eficaz para la coalición, tanto desde una perspectiva material como desde la óptica de la gestión de recursos humanos.
  • Motivación y actitudes:
    • Los miembros de una coalición necesitan mantener actitudes positivas sobre el valor y la necesidad de la colaboración y percibir que son mayores los beneficios que los costos.
    • Del mismo modo, estarán más dispuestos a participar cuanto más positivas sean sus actitudes hacia el proyecto común y mayor responsabilidad tengan sobre el problema que les une.
    • Es importante también mantener actitudes positivas hacia los otros grupos de la coalición y tener un punto de vista positivo sobre ellos mismos y el papel que cumplen en la misma.
    • La obtención de beneficios por participar en una actividad grupal debe, por tanto, ser tenida en cuenta tanto en las reuniones de la coalición como en el desarrollo de actividades específicas.
    • Conviene recordar que la participación cooperativa no elimina la aparición de conflictos, sino más bien proporciona el contexto donde manejarlo de una manera constructiva.
  • Activación de las competencias individuales:
    • Las coaliciones comunitarias deben procurar facilitar la activación de las competencias que en grado variable tienen sus miembros para el trabajo en equipo.
    • A través de asistencia técnica, orientación o formación, deben promover las habilidades para la participación de sus miembros en relación a los factores descritos en los apartados anteriores.
    • Del mismo modo, a través de apoyo logístico, social y/o contextual se compensarán los distintos niveles de habilidades y recursos de los grupos de la coalición para facilitar la inclusión de todos ellos y consolidar la diversidad como un valor añadido.