Acción comunitaria

Participación ciudadana y procesos participativos

El uso de metodologías participativas

Técnicas participativas para un diagnóstico y diseño participativo del proceso en los procesos participativos comunitarios

Deriva o transecto

¿En qué consiste?

Hacer una “deriva”, “video-paseo” o “transecto”, puede ayudar a tomar contacto con sectores de la población no tan organizados pero que pueden interesarse en el proceso participativo. Estas técnicas, que se han usado normalmente en el llamado Diagnóstico Rural Participativo (DRP), permiten sistematizar los primeros sentimientos que tiene la gente sobre el territorio que habita.

 

¿Cómo se realiza?

Caminar por un barrio, por un pueblo o por una zona rural, con gentes del lugar que nos puedan ir contando lo que vamos viendo e intercambiando con ellas nuestras impresiones o preguntas. Se puede hacer planificando una grabación con una cámara, por ejemplo, de forma que esto sirva de excusa para que quienes nos acompañen, y también personas o grupos que nos encontremos, puedan ir dando sus primeras opiniones, etc.

 

¿Qué es lo más importante?

  • El que escuchemos y no juzguemos las opiniones que nos dan, el que compartamos conversación sin pretensiones de quien sabe más, etc. son elementos para crear un buen ambiente de confianza inicial.
  • Aparte de la información que vamos obteniendo, que siempre viene bien, y que podemos ir registrando en algún cuaderno o ficha del recorrido. Luego todo esto es un material que se puede analizar para vernos a nosotros mismos y a la gente, y establecer unos primeros análisis de los dolores de cada cual.
  • Como es muy útil el conocernos como grupo y el saber de los prejuicios que cada un tenemos, estos auto-análisis al comenzar pueden ser una forma de pasar un buen rato e irnos sincerando sobre los intereses de cada cual.